CALÉNDULA: MILAGRO DE LA NATURALEZA


CALÉNDULA: MILAGRO DE LA NATURALEZA

🌼Remedios Caseros con Flores.🌼

Hoy hablaremos sobre un verdadero regalo de la naturaleza: la Caléndula (Caléndula Officinalis).

Te interesa ampliar más la información sobre la caléndula si tienes problemas de sensibilidad en la piel, rojeces, psoriasis, eccema o dermatitis.

También es una gran aliada si tienes niños o personas ancianas en casa.

La caléndula presenta aceite esencial, ácido salicílico, mucílagos y principios amargos. Es muy curativa: antiséptica, diurética, cicatrizante, emenagoga ( estimula el flujo sanguíneo), y depurativa.

De la caléndula se aprovechan con fines medicinales sus pétalos, que se deben cosechar cuando están en plena floración y, si es posible, en las primeras horas del día tras la salida del sol. A esta planta se le atribuye una notable actividad antiinflamatoria, y se muestra asimismo como antiséptica, antiviral, antibacteriana, antiespasmódica, emenagoga, colerética, antihemorrágica y cicatrizante.

Os dejamos algunas recetas muy interesantes para prepararos vuestros propios cosméticos caseros con caléndula.

Ungüento de caléndula: 10 g de flores de caléndula , aceite extra virgen de oliva. Coloca las flores en un recipiente de cristal hermético y añade el aceite de oliva. Deja macerar al sol durante 5 días, removiendo de vez en cuando. Aplica este remedio sobre quemaduras leves y piel enrojecida.

Aceite casero de caléndula: 30 g de flores secas de caléndula, 30 g de flores secas de manzanilla (Matricaria Chamomilla), 2,75 decilitros de aceite de almendras dulces, 25 centilitros de aceite de germen de trigo. Tritura las flores de caléndula y las flores de manzanilla y déjalas macerar con el aceite de oliva y el de almendras al sol por lo menos un mes en un recipiente de cristal de cuello largo y tapa hermética, teniendo especial cuidado a que no quede mucha aire entre la superficie del aceite y la tapa. Terminada la maceración, filtra todo con un colador y envasa en una botella, exprimiendo las flores con las manos (usa guantes de látex). Emplea este aceite para cualquiera irritación del cuero cabelludo, para aclarar el pelo rubio y castaño claro. Se conserva mucho tiempo en pequeñas botellas de cristal oscuro herméticas, en lugar fresco, por ejemplo, en la nevera.

Peeling de caléndula: 1 huevo entero, 15 g de harina integral de soja, 1 decilitro de aceite extra virgen de oliva, 30 gotas de tintura madre de caléndula, 30 gotas de tintura madre de manzanilla, 30 g de tintura madre de hamamelis. En una taza mezcla enérgicamente los ingredientes hasta conseguir una consistencia cremosa. Masajea delicadamente, con las yemas de los dedos, tu rostro, con movimientos circulares. Usa pequeñas cantidades y evitas los labios y la zona periocular. Aclárate con agua tibia y aplícate tu crema hidratante. Puedes conservar este peeling en la nevera durante 2 días.

Y si no tenéis tiempo o simplemente nos os apetece preparar nada, os dejamos el link de nuestros cosméticos elaborados con caléndula.

Aceite de caléndula Bio

Manteca vegetal de caléndula y karité bio

Jabón de caléndula bio

Jabón facial de karité y caléndula

 

Hay 1 comentario

Add yours