EL PODER DE LAS FLORES


EL PODER DE LAS FLORES

Las flores pueden sanar. Y pueden sanar porque nos ayudan a conectar de forma profunda con nuestro verdadero espíritu, que nos dirá, si sabemos escucharlo, cual es la misión que hemos venido a cumplir en nuestro tránsito por esta vida.

Como nunca me cansaré de repetir, para que la energía vibracional de las flores pueda ayudarte, primero debes dejarte ayudar. Y en el caso de la aromaterapia floral, los pasos son los mismos.

Si posees la apertura mental y vibracional correcta para dejarte ayudar por ellas, las flores transformarán de forma profunda tus emociones.

Como muchas veces comento, el poder de las flores te va a ayudar a abrir compuertas interiores, de forma sutil pero constante. Avanzando poco a poco, hasta que un día, casi sin darte cuenta, te das cuanta de que te has transformado. Y aunque no sabes bien como, el cambio interior se ha hecho realidad.

Las flores nos transportan a estados de relajación mental, nos inspiran una sonrisa y alivian nuestra tensión y estrés. Sólo con mirarlas, sentimos ya un profundo bienestar instintivo.

Tienen un profundo significado simbólico relacionado con el amor, y no sólo con el amor romántico, sino con el amor más puro por la vida, el planeta, y los seres que en él habitan.

Regalas flores para mostrar tus sentimientos de forma simbólica. Cuando estás enamorado, cuando quieres celebrar, para mostrar alegría en ocasiones especiales como los nacimientos o incluso para mostrar agradecimiento.

Decoras con flores en grandes momentos de tu vida con una carga muy especial de celebración simbólica.

Una gran cantidad de rituales se llevan a cabo con flores, para conectar de forma más profunda con la espiritualidad y la energía más universal.

Así de poderosas son las flores, y con esta carga simbólica tan hermosa trabajan.

Así, nos ayudan a conectar con nuestra energía vibratoria sutil femenina. Mejoran la visión que tenemos de nosotras mismas. Nos ayudan a compartir el amor que llevamos dentro, a querernos y a querer.

Simbolizan lo impermanente, la belleza pura y poderosa que hay en todas nosotras, el don de la creación como fuerza yin del universo.

Decía Oscar Wilde que “una flor florece para su propia alegría”.

Las flores representan pues un arquetipo de energía femenina que combina fuerza a la vez que delicadeza. Pues la flor, con sus pétalos delicados, que nada tienen que ver con el grueso tronco o las profundas y arraigadas raíces, es sin embargo capaz de vivir bajo las más extremas circunstancias, con sol, lluvia, frio, calor. Bajo el inmenso cielo, totalmente expuestas. Expuestas y listas para dar amor, belleza y vida a través de su fruto.

Y aquí, lo bonito es tener en cuenta que hay muchos tipos de flores, tantos, como arquetipos de energía femenina podemos encontrar.

Por ejemplo, hay flores sencillas pero muy poderosas, como la lavanda y la manzanilla. Hay flores tropicales, extrañas y sensuales como el ylang ylang o la plumeria. Están las flores blancas por excelencia como el jazmín y la tuberosa, narcóticas, sedantes y voluptuosas.

Y todas son distintas, pero todas comparten belleza y poder.

En aromaterapia floral, las flores blancas como el jazmín, la tuberosa, el neroli o la plumeria, nos ayudarán a conectar con nuestra energía interior femenina, ayudándonos a querernos más y mejor para compartir ese amor con los demás. Un amor puro que nos conecta también con la energía cósmica y universal que todo lo impregna.

Aceite de Jazmín
Aceite de Jazmín

Las flores azules como la lavanda son especialmente relajantes. Nos ayudan a conectar con los demás y nos tranquilizan.

Elixir de lavanda
Elixir con aceite esencial 100%puro de lavanda

Las flores amarillas aumentan nuestra autoestima, ayudan a mejorar la visión que tenemos de nosotras mismas. Nos relajan y nos inspiran. Nos aportan calidez.

Elixir autoestima Flores de Andalucia bio
Elixir autoestima Flores de Andalucia bio

Nuestras queridas abejas y otros insectos, acuden a ellas para recoger el polen y así compartirlo por el mundo para crear más vida. Y es por esto que emocionalmente poseen una gran simbología. Representan el amor en su estado más puro.

Concluyendo, las flores nos ayudarán:

-a desarrollar nuestra sensibilidad, nuestra sensualidad y energía yin, a la vez que nos ayudarán a conectar con lo divino que llevamos dentro.

-relajarán nervios, ansiedad, estrés y depresión.

-aliviarán nuestro sistema nervioso central, equilibrándolo de forma natural.

-elevarán nuestra intuición y nuestra conciencia.

-nos abrirán al amor, hacia nosotros mismos y hacia todo lo que nos rodea.

 

Categorías



Hay 1 comentario

Add yours