ACEITE DE PLUMERIA

25.00

El aceite de frangipani tiene un aroma floral, con un toque ligeramente almendrado que recuerda al mazapán. Nos envuelve y nos conecta con lo sagrado, la espiritualidad y el amor.

Este aceite te ayuda a conectar contigo misma, con la naturaleza y con el universo. Esta conexión crea además una intensa sensación de paz interior. Te inspira para elevar tus sentimientos, potenciando el equilibrio interior y la conexión con todo lo que te rodea.

Aceite 100% natural en una dilución al 5% en aceite de jojoba ecológico.

Unidad de 30 ml con cuentagotas.

SKU: AnKAP.
1 Category

El aceite de plumeria o frangipani está elaborado con aceite esencial de la variedad Plumeria Alba, en una dilución al 5% en aceite de jojoba bio. Se trata de un aceite 100% natural.

La flor de frangipani o plumeria es conocida como la flor de la vida. El árbol de donde salen estas hermosas flores representa la vida infinita de nuestra alma según la cultura india.

Cuando cortas una rama de este árbol, vuelve a crecer, y es por esto que se asocia con la vida eterna.

Su aroma floral, con un toque ligeramente almendrado que recuerda al mazapán nos envuelve y nos conecta con lo sagrado, la espiritualidad y el amor. Pero sobre todo, con un amor más terreno y práctico..

Esta es una de las principales características del frangipani, crear una sensación de sensualidad amorosa en la persona que lo lleva como perfume y en aquella que lo huele.

Sin embargo, la principal característica de este aceite es ayudarte a conectar contigo misma, con la naturaleza que te rodea y con la energía sagrada el universo. Esta conexión crea además una intensa sensación de paz interior, que eleva tus sentimientos de paz y equilibrio.

Y como la mayoría de aceites esenciales florales, el frangipani o plumeria te potencia la autoestima y te ayuda a conectar contigo misma.

Su efecto sedante y ligeramente relajante inducen a un sueño ligero y placentero. Como todas las flores crea una sensación de ligereza y bienestar, ayudándote a mejorar tu percepción de ti misma y del mundo que te rodea. Es decir, te ayuda a percibir de forma más positiva la realidad que te rodea.

A nivel físico, cuenta con activos relajantes que ayudan a aliviar músculos y dolores de espalda. También, sus moléculas aromáticas, son benéficas para dolores de cabeza.

Y de nuevo nos encontramos con otra de las características propias de los aceites florales, el aumento de la sensualidad de forma natural. Es aumento de la sensualidad muchas veces se relaciona con la mirada que tenemos hacia nosotras mismas. Conforme mejora esta visión hacia nosotras (es decir, nuestra autoestima), se produce una mejora en nuestra libido.

La flor de frangipani ofrece a las creaciones aromáticas notas avainilladas y almendradas que desprenden el exótico perfume de islas paradisíacas tropicales. La flor de plumeria combina especialmente bien con cítricos como la naranja, la mandarina, el pomelo y el limón. Les aporta suavidad, profundidad y un toque gourmet con pinceladas florales.

«Existe una antigua leyenda maya que cuenta como apareció esta planta con su hermosa flor en la tierra para consolar el dolor de un padre que había perdido a su hija. La flor simbolizaba una estrella en el firmamento enviada por los dioses que representaba a la hija de este hombre.

Cuenta la leyenda que los dioses, apiadados por los ruegos de este ser humano (que todas las noches mientras miraba al firmamento, pedía un hijo) le mandaron una estrella que se materializó en la tierra como la hija de este hombre. Pero tras un tiempo en la tierra, la hija falleció,  volvió con los dioses, y en el lugar donde fue enterrada aparece cada año la flor de plumeria».

Respecto a sus propiedades cosméticas para la piel del rostro, al igual que el resto de aceites florales, es un aceite antiedad lleno de principios activos que actúan a nivel de antienvejecimiento. Especialmente indicado para las arrugas y pieles apagadas y/o desvitalizadas.

Su dilución al 5% en aceite de jojoba ecológico permite su aplicación en el rostro junto a la crema o el serum.

Modo de empleo:

-aplicar como perfume en puntos de pulsión

-utilizar como aceite de masaje

-añadir unas gotas en un baño caliente

-añadir unas gotas en el producto de belleza habitual

-utilizar como crema hidratante para la piel

-aplicar sobre la piel húmeda como aceite de baño y secar después con la toalla

Dilución del 5% de plumeria alba en aceite de jojoba bio.

100% natural.

Envase de 30 ml vidrio azul con cuentagotas.

Opiniones

No hay reseñas todavía.

Sé el primero en valorar “ACEITE DE PLUMERIA”