Aceite de Tuberosa

4 opiniones de clientes
5.00 de 5

15.00

El aroma de la tuberosa posee notas narcóticas y dulcemente florales. Se trata de un aroma voluptuoso y claramente sensorial.

aroma embriagador, envolvente, dulce, floral, dulce y brillante.

Si existe una flor blanca por excelencia, esta es la tuberosa. Imagina una vara de nardos puesta en un jarrón en casa. Cuando llegas, inmediatamente, su aroma atrapa y capta tu atención.

Así es la tuberosa, un aroma que invade y protagoniza todo a su alrededor. Un aroma para empoderarse, para decir al mundo: aquí estoy.

 

SKU: AnKAT.
1 Category

El aceite de tuberosa es conocido con el nombre de reina de la noche. Se introdujo en Europa en Europa en el siglo XVI y pronto ascendió en popularidad por sus acordes sensuales y seductores. La flor posee notas narcóticas y dulcemente florales. Se trata de un aroma voluptuoso y claramente sensorial.

Es un aroma muy valorado en perfumería, y suele mezclarse con otras flores como el neroli o el jazmín. También se usa para la creación de florales mezclados con ambar o sándalo.

aroma embriagador, envolvente, dulce, floral, dulce y brillante.

Si existe una flor blanca por excelencia, esta es la tuberosa. Imagina una vara de nardos puesta en un jarrón en casa. Cuando llegas, inmediatamente, su aroma atrapa y capta tu atención. Así es la tuberosa, un aroma que invade y protagoniza todo a su alrededor. Un aroma para empoderarse, para decir al mundo: aquí estoy.

Si te gustan los aromas de flores blancas como  el jazmín o la gardenia, caerás absolutamente prendado/a bajo el hechizo del aroma de tuberosa.

En México, de donde es oriunda, los aztecas la llamaban Omizochilt: flor hueso, debido a que sus pétalos son de un radiante blanco ceroso. Y en la India recibe el nombre de Rajanigandha que significa la fragancia de la noche. (Olibanum, cuaderno de perfumes)

Entre sus nombres populares se encuentran Amiga de la noche, Vara de San José, Tuberosa blanca y Amole.

Cabe señalar que, uno de los registros más importantes que se tienen sobre esta flor datan del siglo XVI. El autor fue el misionero español Fray Diego de Landa. Dicho personaje se refirió al omixochitl o tuberosa de la siguiente manera:

“hay una flor que –los mayas– llaman tixzula del más delicado olor que yo he olido y mucho más que los jazmines; es blanca y la hay morada clara y su tronco es de cebollas gordas se podría traer a España…”

En 1594 los nardos fueron introducidos en Europa. Países como Holanda, Italia o Francia se hicieron cargo de su cultivo. Concretamente en Grasse, región de Francia, su cultivo tomó tantísimo protagonismo que llegaban a cultivarse y cosecharse 75 toneladas por año. Este cultivo se destinaba a las exquisitas perfumerías francesas en Grasse.

Y aún así, la expansión del nardo no llego a su fin en Europa. Continuó viajando hasta llegar a Marruecos y la India para seguir conquistando corazones.

Una de las anécdotas más llamativas de esta flor, es que durante la época victoriana estuvo censurada para las inocentes jóvenes de la época, pues su aroma sensual, narcótico y empoderante podía hacer peligrar la casta sensibilidad de la época. Un aroma intenso, embriagador y erótico que podía conducir a una pérdida temporal del dominio ético de la joven para incurrir «en travesuras » que pudiesen perjudicar su honra.

Así de sensual es el aroma de tuberosa.

Ingredientes: Simmondsia chinensis (jojoba) oil *, Polianthes tuberosa (tuberose) oil, Eugenol, Benzyl benzoate.

Producto elaborado a mano en granada.
Formato de 10 ml uso externo.

4 valoraciones en Aceite de Tuberosa

  1. Dasfa

    Cada vez me sorprende más las sensaciones que tengo con cualquier aceite esencial de Ananke, no solo te transporta , como cualquier perfume a un momento , una situación vivida sino que además te deja la piel muy hidratada y con éste además de sentir que cuido mi piel el perfume de nardos me fascina, me sube el ánimo inmediatamente sabiendo que aporto a mi piel un producto de máxima calidad.
    Si te gustan los nardos con este aceite acertarás y repetirás fijo

    • Cristina

      Este aceite para mi es todo un tesoro. ¡Me encanta que te inspire y lo disfrustes!

  2. Margarita

    Tenía ganas de probar este aceite. Lo utilizo cuando tras mi meditación me llama, y esto ocurre dependiendo de mi estado de ánimo. Me fascina, tanto el aroma como su sutil y poderosa medicina.

    • Cristina

      Me alegra muchísimo que te llame y disfrutes de su sutileza y vibración amorosa. La tuberosa es muy especial también para mi, un abrazo enorme

  3. Mar Romero Ruiz

    Lo he recibido hoy y no paro de usarlo , tiene un perfume y suavidad maravillosos. Me ha sorprendido muy gratamente . Gracias !

    • Cristina

      Gracias a ti Mar, espero de corazón que lo disfrutes. El floral aroma de la tuberosa te ayudará a percibir tu día a día con más amor, creatividad, levedad, alegría y libertad. Un abrazo!

  4. MariadelCarmen Durán

    es mi sello de identidad , olfativamente hablando. evoca ternura , amor , feminidad… Es maravilloso.GRACIAS

    • Cristina

      Gracias María del Carmen, comparto contigo esta memoria olfativa. La tuberosa es intensa y exquisita, todo un placer olfativo. La fuerza amorosa y el carisma que representan la energía de Afrodita. Te mando un fuerte abrazo.

Añadir un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies